Cambiemos las Políticas de Defensa

Es imperioso modificar las fuerzas armadas, de orden y de seguridad pública, limitando su exagerado presupuesto, otorgándoles un enfoque social más que beligerante, e interno más que externo. Esto supone cambiar la estructura de mando, supeditándolas al poder y al control civil. Que tengan como principal misión las labores sociales, de emergencia y de soberanía. Eliminar el entrenamiento personal y gastos en armamento de guerra. Se debe modificar, además, el sistema de pensiones, haciéndolas equivalentes a las de la ciudadanía, terminando, así, con las groseras e injustificadas diferencias existentes hoy día. 

Leave a comment